• 93 566 26 53

C/ Sant Antoni Maria Claret 192, 08025 Barcelona

aicat 3978

Noticias

GENERACIÓN DEL PISO COMPARTIDO

GENERACIÓN DEL PISO COMPARTIDO

¿Es mejor vivir solo o en compañía? Seguramente cada una de estas posibilidades tiene ventajas y desventajas, pero parece que, como en todo, los humanos preferimos vivir solos gracias a la libertad que se puede sentir al vivir sin compañeros, pues algunas veces los deberes que implica la convivencia pueden resultar molestos.

Precios vs. salarios  

Los precios de las viviendas suben rápidamente, al tiempo que los salarios se van reduciendo, situación que enfrentan especialmente los jóvenes de España. Esto lo podemos ver como una condición instalada con la que hay que contar, las cifras no están claras, pero indican que la tendencia a compartir piso con personas con las que no hay lazos familiares está creciendo. Si estás en la situación descrita anteriormente hay varias opciones que puedes llevar a cabo: puedes alquilar una habitación de tu casa, alquilar un piso con otras personas; ya sean conocidas o no conocidas, hay muchas opciones más, pero todas tienen a favor las mismas ventajas: compartir gastos, hacer más soportables unos costes desproporcionados que se tienen al vivir.

El perfil de las personas que quieren compartir piso ha cambiado. “Tradicionalmente eran estudiantes, pero ahora hay cada vez más profesionales cualificados”, explica Beatriz Toribio, responsable de estudios del portal Fotocasa (El Pais, 2017).

Primero la crisis y ahora el incremento excesivo de los precios del alquiler (con Barcelona como primera en la lista), obligan cada vez más a los ciudadanos a vivir en habitaciones. Según (Idealista,2017) en España la demanda de cuartos de alquiler ha subido el 78,1% en los seis primeros meses. Esto es llamado en la actualidad El ‘cohousing’.

Pagar por una habitación en vez de por un piso excluye al inquilino de las protecciones que ofrece la ley de arrendamientos urbanos (LAU). Muchas personas subalquilan para poder vivir o alcanzar a pagar el alquiler, pero otras muchas para ganar dinero. Este segundo caso suele traer consigo nuevo problema: la sobreocupación.

Pero en una sociedad con una cultura individualista tan fuerte hay dudas sobre la capacidad que tenemos de aceptar las normas de una vida en común.

Pese a que se piense que la mayoría de las personas que comparten pisos rondan entre los veinte y treinta años de edad, existe también una realidad diferente: la de personas de mediana edad que se ven obligadas a compartir piso, realidad que se da gracias al alto porcentaje de desempleo y la pérdida de poder adquisitivo como consecuencia de la subida de los precios y la caída de los ingresos.

Decir con exactitud las cifras sobre cuántas personas comparten vivienda es complejo, ya que muchas personas subalquilan habitaciones.

Debido al alza que se presenta en el alquiler de habitaciones te recomendamos tener en cuenta, tal y como lo señala el director de la Cátedra de Vivienda de la URV ” En la vivienda se desarrollan una serie de derechos sociales, como el de la libertad, la intimidad o el libre desarrollo de la personalidad. Esto desaparece cuando compartes piso”,  asegurando que “una habitación no es un hogar”.

Teniendo en cuenta lo anterior, debes considerar todos estos aspectos al decidir ya sea tomar un piso o vivir en compañía, evalúa tus opciones. Además, en Gaudí House, te podemos ayudar y acompañar en este proceso. Entra a nuestra página web: www.gaudi-house.es

 

 

piso

Autor

Inmobiliaria Barcelona especializada en pisos alquiler Barcelona con una gran variedad tanto en tamaños como en precios, ubicados por toda el área metropolitana de Barcelona. Gaudi House destaca en Barcelona, como la primera Inmobiliaria Barcelona en dedicar gran parte de sus recursos al crecimiento de los pisos alquiler Barcelona

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *