• 93 566 26 53

C/ Sant Antoni Maria Claret 192, 08025 Barcelona

aicat 3978

Noticias

Comprar piso en Barcelona a partir de subastas. ¿Quién da más?

Comprar piso en Barcelona a partir de subastas. ¿Quién da más?

En época de crisis comprar un piso en Barcelona en las subastas  pisos están a la orden , por eso, desde Gaudí House queremos daros unas pautas básicas a seguir, para que las tengáis en cuenta.

Las hay de todo tipo: judiciales, de  la seguridad social, de hacienda o privadas. Aunque la más frecuentada son las judiciales y las privadas. Los expertos recomiendan seguir unas pautas básicas para quienes quieren pujar por una casa, que son las siguientes:

  • Lo primero que hay que tener en cuenta es que para participar en una subasta pública del juzgado hay que tener suficiente solvencia. Porque para participar se debe ingresar una fianza del 30% del valor del inmueble el día anterior a la puja y que en caso de ser el adjudicatario solo se dispone de 20 días para abonar el resto del importe.

Una vez resuelto el tema de la liquidez, los inexpertos han de conocer bien el vocabulario para poder pujar, ya que a veces hay gente que se ilusiona por la magnífica compra de un piso con descuento, pero después vuelven a la realidad y esta es que, lo salía a subasta la nuda propiedad pero no el usufructo, es decir, eran propietarios del piso pero no podían ni usar ni disfrutar de él.

Por tanto,  hay que asegurarse que lo que sale a subasta es la propiedad completa del bien o sino buscar a alguien que pueda ayudarte con la subasta y que entienda del tema bien.

  • También es necesario acudir al juzgado previamente y estudiar el expediente judicial que saca la vivienda a subasta.

Hay que poner especial atención a las cargas registrales que afectan a la vivienda, a las notificaciones a los demandados que estén bien hechas y a la tasación, si la hubiera. En definitiva hay que leer atentamente la descripción de la vivienda.

  • y por último, el subastero aconseja visitar la vivienda que va a ser subastada y comprobar que quien vive en ella sea el propietario demandado y que no haya inquilinos. Así se evitaría el largo proceso (una media de 8 meses) que hay que atravesar para desahuciar a la persona que vive de alquiler en el inmueble.

Si no fuera el propietario el que vive en la casa subastada lo mejor es desistir.

Luego, si crees que es muy arriesgado participar en una subasta judicial, las hay más seguras. En subastas privadas no te encontrarás a nadie viviendo en la casa recién comprada. Las subastas privadas son 100% limpias y seguras.

Es necesario elegir un operador privado de confianza, como hemos dicho antes, y acogerse a la garantía que te da la nota simple registral (documento expedido por el registro de la propiedad en el que se declara la situación de cargas o de hipotecas, si las hubiera, respecto a un inmueble).

En cuanto a la solvencia, en algunas subastas que se organizan se pide el 1% del valor del inmueble que interesa para poder pujar y en un plazo de 15 días hay que abonar el 10% del importe total, para poder firmar el contrato de arras, esto es un ejemplo, no tocas aplican estos ítems.

Últimamente también se han puesto de moda las subastas a la baja, en la que el precio parte de un valor y va bajando hasta que alguien levanta la mano y compra el inmueble o hasta que llega al límite al que el propietario no está dispuesto a vender más abajo. Las recomendaciones son igual que las anteriores, asegurarse bien del estado del inmueble, para luego no tener imprevistos.

subasta_inmobiliaria

Autor

Inmobiliaria Barcelona especializada en pisos alquiler Barcelona con una gran variedad tanto en tamaños como en precios, ubicados por toda el área metropolitana de Barcelona. Gaudi House destaca en Barcelona, como la primera Inmobiliaria Barcelona en dedicar gran parte de sus recursos al crecimiento de los pisos alquiler Barcelona

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *