• 93 566 26 53

C/ Sant Antoni Maria Claret 192, 08025 Barcelona

aicat 3978

Noticias

Cuándo y cómo reclamar si el casero no te devuelve la fianza

Cuándo y cómo reclamar si el casero no te devuelve la fianza

¡En éste artículo te vamos a explicar algunas recomendaciones para tus pisos alquiler en Barcelona! El concepto de fianza, sobre qué leyes va sujeta, las garantías extra que pueden surgir, las razones principales por las que el inquilino puede quedarse con la fianza, los problemas principales en relación con ésta, la diferencia principal entre desgaste y mal uso y qué hacer ante una situación en la que el propietario no te devuelve la fianza depositada.

Seguro que te has encontrado en una de éstas situaciones en alguno de los pisos de alquiler en Barcelona.

En primer lugar, queremos definir el concepto de fianza. Es una cantidad de dinero que el propietario requiere al inquilino, y va sujeta a la ley del artículo 30 de los arrendamientos, y en general debe ser igual a una mensualidad de una renta en las viviendas y de dos mensualidades si es un emplazamiento diferente a una vivienda. En todo, ambas partes pueden pactar otras garantías adicionales a la fianza. No es extraño que el propietario pida garantías extras, la normativa lo contempla.

Hay algunas razones claras por las que el propietario puede quedarse con la fianza y no devolverla al inquilino. Algunas de éstas son las siguientes:

  • Si causa daños o desperfectos en la vivienda.
  • Si se va antes del tiempo pactado en el contrato
  • No se cumplen los pagos o suministros estipulados mensuales

 

En éste tipo de casos, la fianza puede ser usada para arreglar los desperfectos o cubrir los gastos no pagados.

El problema principal aparece cuando se trata de cuestiones subjetivas, como el tema de la limpieza.

En general, el inquilino debe volver el piso en las mismas condiciones de limpieza a las que se le entregó (¡es muy importante que los electrodomésticos se encuentren en el mismo estado que los encontraste!) A la vez, la buena condición del resto de mobiliario es igual o más importante. Ahora bien, el concepto de limpieza no es el mismo para cada uno de nosotros, así que en diversas ocasiones puede haber discrepancias entre inquilino y propietario.

Un consejo que te damos, es que hagas fotos de cómo has dejado el piso cuando lo has alquilado por primera vez, y también, cuando lo dejas. Así, podrás “probar” ante cualquiera, en qué condiciones te lo encontraste y en qué condiciones lo dejaste.

También se debe tener en cuenta, que el desgaste por los años, ocasiona, por ejemplo, la caída de la pintura de las paredes, que en éste caso, iría a cargo del propietario, no se trata de uso indebido por parte del inquilino. Si las paredes estuvieran pintadas, escritas o agujereadas, si que el gasto de éstas, iría a cargo del inquilino.

Si el inquilino no gestionaria éste tipo de desperfectos, el propietario tendría derecho a hacerlo, usando la fianza, y siempre, justificandolo con las facturas correspondientes.

Y si el propietario se resiste a devolver la fianza?

No hay que abandonar, hay que insistir, y si es preciso, hacerlo mediante un burofax (servicio que se utiliza para enviar de manera urgente y segura documentos que requieran una entrega que sirva de prueba ante terceros. Se puede acceder al servicio tanto de forma online como acudiendo a Correos). Enviando un Burofax, haces constar, como inquilino que si no se te devuelve el dinero en, por ejemplo, en una semana, recurrirá a acciones legales. No hay ningún plazo estipulado por la ley, para que el inquilino devuelva la fianza, pero, después de un mes del no desenvolvimiento de la fianza, empieza a devengar el interés real, que se puede exigir en caso de una reclamación posterior.

La vía más eficaz, acostumbra a ser el “Proceso Monitorio”. El juzgado lo envía directamente al propietario, para que abone la cantidad que se está reclamando o se oponga, en un plazo máximo de 10 días. Si no lo hace, la ejecución se inicia automáticamente.

Este proceso no requiere la intervención de abogados o procuradores, permitiendo que el coste de la operación sea menor. Lo que sí requiere (el proceso monitorio español) es documentación que prueban la deuda (contrato en el que aparezca el importe de la fianza aportada).

Con todo, lo más conveniente por ambas partes, es mantener una buena relación de inquilino-propietario, para poder ahorrarse dinero, tiempo y disgustos.

¡Queremos que nos cuentes tu historia! ¿Has tenido algún problema relacionado con la fianza de un piso de alquiler en Barcelona? ¿De qué se trata?

 

Autor

Inmobiliaria Barcelona especializada en pisos alquiler Barcelona con una gran variedad tanto en tamaños como en precios, ubicados por toda el área metropolitana de Barcelona. Gaudi House destaca en Barcelona, como la primera Inmobiliaria Barcelona en dedicar gran parte de sus recursos al crecimiento de los pisos alquiler Barcelona

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *